Llevo a México en mi corazón: Benedicto XVI

    Publicado en marzo 25, 2012

    Ahora entiendo por que Juan Pablo Segundo se sentía mexicano, declara el Papa antes de dar la bendición a los fieles que lo esperaban fuera de su residencia en León

    El Papa Benedicto XVI afirmó que comprendía por qué el beato Juan Pablo II se sentía como un Papa mexicano.

    Luego de cenar en la casa de las religiosas del Colegio Miraflores, el Pontífice salió a la entrada de ese lugar para agradecer a las decenas de personas que ahí se encontraban su presencia y entusiasmo. Manifestó que llevará a México siempre en su corazón.

    “Ahora entiendo por que Juan Pablo Segundo se sentía mexicano”, declaró ante cientos de personas que aclamaban fuera del Colegio Miraflores.

    Fieles católicos seguían apostados hasta pasadas las 21:00 horas también frente a la Catedral de León, en el cierre de las actividades de la gira de Benedicto XVI por México.

    El pontífice salió a dar la bendición a fieles que gritaron porras fuera de su residencia durante su visita pastoral en México.

    El vicario, con ayuda de Cristopher Pierre, nuncio apostólico, dio la bendición a los católicos que esperaban su salida y se disculpó además por retirarse, pues explicó que el lunes tendrá un viaje a Cuba.

    El Papa, recibió antes de su mensaje, un sombrero que se puso por algunos minutos, bordado en hilo chapeado en oro.

    La misma persona que le dio este pesente es quien regaló otro a Juan Pablo II en una de sus visitas y que hoy es una pieza de exhibición en la exposición que se encuentra ahora en el Palacio de los Deportes en el Distrito Federal.

    Desde antes de la aparición de Benedicto XVI, un mariachi entonaba canciones típicas mexicanas.

    Con las notas del Cielito Lindo, Benedicto regresó a sus aposentos.

    Con información de Julián Sánchez, Natalia Gómez, Juan Arvizu y Jorge Ramos, enviados.

    Comments are closed.