Confía Vaticano en que avance libertad religiosa

    Publicado en marzo 25, 2012

    El cardenal Tarcisio Bertone aseguró que al celebrarse este año el vigésimo aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre México y la Santa Sede, tanto la Iglesia como el Estado tienen la tarea común de salvaguardar el derecho a la libertad religiosa

    Natalia Gómez, Julián Sánchez  y Juan Arvizu  Enviados
    politica@eluniversal.com.mx

    LEÓN, Gto.— “Y es de desear que en México este derecho fundamental se afiance cada vez más, conscientes de que este derecho va mucho más allá de la mera libertad de culto”, dijo Bertone, secretario de Estado vaticano, en un mensaje ante 200 obispos y cardenales de México y América Latina, así como frente al secretario de Gobernación, Alejandro Poiré; la canciller Patricia Espinosa Cantellano y la esposa del presidente Felipe Calderón, Margarita Zavala.

    Durante una cena privada llevada a cabo en la Catedral de León, el representante del Vaticano dijo:
    “Al celebrarse este año el vigésimo aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre México y la Santa Sede, la presencia de las distinguidas autoridades que nos honran con su compañía pone de relieve que tanto la Iglesia como el Estado tienen la común tarea de salvaguardar y tutelar los derechos fundamentales de las personas, entre ellos, la libertad del hombre para buscar la verdad y profesar las propias convicciones religiosas, tanto en privado como en público, lo cual debe ser garantizado por el ordenamiento jurídico”.

    Dijo que  “la Iglesia no cesa de exhortar a todos para que la actividad política sea una labor encomiable y abnegada en favor de los ciudadanos y no se convierta en una lucha de poder o una imposición de sistemas ideológicos rígidos, que tantas veces dan como resultado la radicalización de amplios sectores de la población”.

    En tanto, el papa Benedicto XVI, en una reacción fuera de protocolo, salió de la casa de las religiosas donde se hospeda para agradecer a los cientos de personas que ahí estaban.

    En un discurso en italiano, el cual fue traducido por el nuncio apostólico Christophe Pierre, manifestó también su alegría de estar en México y, dijo, luego de recibir a un grupo de mariachis de Guanajuato, quienes le besaron el anillo del pescador, que entendía ahora por qué su antecesor Juan Pablo II decía sentirse mexicano. El sucesor de Pedro dijo que México está siempre en su corazón y que desde hace muchos años en sus oraciones  deseaba visitar este país. (Con información de Jorge Ramos)

     

    Comments are closed.